Origen y composición de los diamantes

El diamante es un mineral, un carbono cristalizado puro, en su forma más concentrada, una sustancia natural y cristalina. Son creados por procesos geológicos de gran profundidad, que alcanzan más de 150 km por debajo, en una región de la corteza terrestre conocida como manto.

Los diamantes se acercan a la superficie a través de erupciones volcánicas en rocas magmáticas conocidas como kimberlitas y lamproitas. Los diamantes no cristalizan en el magma de kimberlita como se creía. Solo sirve como un elevador que transporta diamantes a la superficie de la tierra. Se encuentra en ambientes continentales y rara vez en ambientes oceánicos (fondo marino).

Los diamantes se encuentran generalmente en la naturaleza con una forma de dos pirámides unidas por la base, con 8 caras (forma octaédrica). Para un mayor uso en el tamaño y para aprovechar al máximo la belleza de un diamante, hay diseñadores que se especializan en cortarlo, cuyo objetivo es lograr una mejor refracción (paso de luz), simetría y pulido.

More articles

Como evaluar diamantes

Las 4 “C” de los diamantes  Vamos a explicar las 4 C de los diamantes:  El diamante es un mineral natural, el más duro (resistencia

Diseño de joyas

Diseño de joyas y selección del color del oro Todo comienza con la organización de las piedras seleccionadas en una página en blanco y el

Ir al contenido